Lo-mejor-de-Roberto-Matta-Pintura-Grabados-Dibujos

Lo mejor de Roberto Matta: Pintura, Grabados, Dibujos

“Soy un extraño que se identifica con extraños. Toda mi vida ha transcurrido a lo lejos y sin complicaciones”, esta es una de las principales descripciones que Roberto Matta hace sobre sí mismo. Y es que la vida y obra de este creador chileno siempre estuvo llena de transformaciones. Su espíritu creador siempre se caracterizó por esa independencia irreverente que lo llevó a ser un forastero. En su vida y su arte, Matta siempre trató de ir directo a lo desconocido, la aventura, el infinito. 

Biografía de Roberto Matta

Roberto Antonio Sebastian Matta Echaurren nació en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1912. Hijo de padre chileno y madre española. Fue precisamente su madre, una mujer leída y muy culta, quien fomentó el interés de Matta en el arte, la literatura y los idiomas.

Obras de Roberto Matta en Galería VALA «Aquí»

Entre 1929 y 1933, Matta estudió arquitectura e interiorismo en el Sacre Coeur Jesuit College y la Universidad Católica de Santiago. En su último año de escuela, Matta ideó un ambicioso proyecto arquitectónico llamado “Liga de las Religiones”. Desde temprana edad, Matta mostró interés por el biomorfismo y los espacios fantásticos; sus diseños de edificios estaban modelados según cuerpos femeninos sugestivos.

En 1935, Matta se instala en París, Francia y se convierte en aprendiz en el estudio del arquitecto modernista Le Corbusier. Se quedó para trabajar con Le Corbusier durante dos años.

Durante este tiempo, Matta creó amistades cercanas con varios miembros de las vanguardias literarias latinoamericanas. Sus relaciones con Frederico García Lorca, Pablo Neruda y Gabriela Mistral demostraron ser particularmente influyentes. Es a través de Lorca que Matta llega a conocer a Salvador Dalí. Dalí, a su vez, alienta al joven chileno a sus trabajos a André Breton. Sintiendo un talento emergente y un espíritu común, Breton compra varios dibujos de Matta y lo invita a unirse oficialmente al grupo surrealista en 1937.

Matta disfrutó de un mayor éxito profesional y creativo a mediados de la década de 1940, época en la que se va a Nueva York, escapando de la Segunda Guerra Mundial. Allí comienza a trabajar en pinturas de gran tamaño, con formas abstractas y muy coloridas que impresionan a los artistas jóvenes que lo conocen entonces, (esa manera de pintar hizo después famoso a otro pintor Jackson Pollock) y se transforma en el precursor del Expresionismo Abstracto.

Precisamente, las obras que Matta creó en la década del 40 son hoy en día sus piezas más cotizadas en el mercado.

En la década de los 50, 60 y 70 Matta sigue viajando y explorando nuevas técnicas estéticas. Para ese momento, ya era uno de los artistas más importantes de América Latina. En 1990 recibe el Premio Nacional de Arte. En 1992 recibe el premio Príncipe de Asturias y dice: “No sé si espero ser recordado. Sólo anhelo que alguien en alguna parte de este mundo se deleite con alguna creación mía, esa es mi única aspiración”.

Contexto histórico de Roberto Matta

En los años 30, Matta trabajó en el estudio de Le Corbusier diseñando el pabellón republicano español en la Exposición Internacional de París. Aquí, Matta vio el trabajo seminal de Pablo Picasso, Guernica (1937). La mezcla de trabajo de abstracción formal y conciencia social tuvo un impacto duradero en el desarrollo del estilo personal y la práctica artística de Matta. Igualmente influyente fue el Gran vidrio de Marcel Duchamp (La novia desnudada por sus solteros, Even) (1915-23), con el que Matta también se encontró en esta época. Más tarde hizo referencia a este trabajo explícitamente en The Bachelors Twenty Years After (1943), y continuó haciendo referencia a Large Glass a lo largo de su carrera. La influencia de Duchamp se puede ver particularmente en los espacios multidimensionales complejos y las máquinas fantásticas que definen gran parte del trabajo de mitad de carrera de Matta.

¿Quiéres adquirir una obra de Roberto Matta? Clickea «Aquí»

Matta estaba bien establecido dentro del grupo surrealista cuando se vio obligado a huir de Europa para América en el otoño de 1939. Cuando Matta llegó a la ciudad de Nueva York, era el más joven y el más extrovertido de los emigrados surrealistas. Estos rasgos, combinados con un interés compartido en las técnicas automáticas de creación artística, le permitieron a Matta formar rápidamente relaciones con varios de los jóvenes artistas de la Escuela de Nueva York. Durante la primera mitad de la década de 1940, Jackson Pollock, Arshile Gorky, William Baziotes, Peter Busa, Robert Motherwell y otros se reunieron frecuentemente con Matta para conocer sus ideas personales sobre el surrealismo.

A mediados de la década de 1940, el trabajo de Matta cambió drásticamente. Respondiendo a los continuos horrores de la Segunda Guerra Mundial, Matta expandió sus intereses artísticos más allá de su exploración de la mente subconsciente. Se movió hacia un compromiso más activo con el mundo en una serie de trabajos que llamó “Morfologías sociales”. Muchas de las pinturas de Matta de este período incorporan artilugios extrañamente amenazantes, parecidos a máquinas y formas humanas totémicas. Puso estos elementos uno contra el otro en una batalla aparentemente constante dentro de un paisaje de espacios amorfos y planos vagamente arquitectónicos. Estas obras tienen una nueva inmediatez emocional, que reverbera con una tensión formal creada por las formas a menudo violentamente opuestas.

Ostracizado por la comunidad artística de Nueva York, Matta regresó a Europa en 1948. Se trasladó primero a Italia, y luego, a partir de 1955, mantuvo residencias tanto en París como en Roma. Los surrealistas eventualmente invitaron a Matta a reunirse con su grupo en 1959. Rechazó su oferta, prefiriendo en cambio continuar sus exploraciones artísticas por su cuenta.

Obras de Roberto Matta

Las obras de Roberto Matta son el el lugar donde el creador se planteará sus nuevas estrategias; activar la conciencia del espectador en esta búsqueda infinita que es la realidad. Como dice Matta: “creo que el papel del pintor es de buscar no la “otra” realidad sino “la auténtica realidad”. Es con el ojo mental, creando un gesto poético como puede reconstruirse la verdad”.

Obras de Roberto Matta disponibles en Galería VALA «Aquí»

Gaspar Galaz explica: “fiel a su identidad de “vertor”, entendió el surrealismo no  como un movimiento para hacer cosas fantásticas, sino para ver de otra manera. Hay una opción ética en todo este planteamiento, puesto que el verbo VER es un verbo que descubre realidad, y a su juicio, mientras más se profundiza en ella, más se protege uno contra la mentira, contra los aduladores que hacen creer que todo va bien. En otras palabras, Matta propone un espíritu crítico, un espíritu que hurga en lo insondable”.

Finalmente sentencia: “Pareciera que la totalidad de la obra de Matta estuviese ahí para mirar la mirada. ¿Qué significa esto?”.

Obras destacadas de Roberto Matta

El Vértigo de Eros (1944), óleo sobre tela de 195,97 x 251,6 cms se entiende como la propuesta fundacional respecto de la reflexión y puesta en escena del concepto de infinitud. La idea de un espacio sin fin. Matta, para lograr esto, debió eliminar uno por uno todos los sistemas que acompañaron a la pintura occidental desde sus inicios: puntos de fuga, línea de horizonte, tramas y esquemas específicos que daban cuenta de la ficción de la espacialidad construida por los artistas al interior del cuadro, el que fue considerado como una ventana y como una continuidad del mundo conocido.

La Tierra es un hombre (1942), óleo sobre tela de 182,9 cm x 243,8 cm se entiende como un paisaje multiforme del inconsciente. Las morfologías que se encuentran en la pieza denotan la complejidad psicológica en la interacción entre el individuo y su dinámica interior. Subconsciente.

Abrir el cubo y encontrar la vida (1969) es un óleo sobre lienzo de 300 x 375 cm. La pieza pertenece a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Chile. Según la investigadora Virginia Vidal, esta pieza es una invitación a romper el encierro entre cuatro paredes —la vida limitada por un volumen cerrado, que puede ser techo, suelo y muros de un cuarto—, para salir al mundo, sentir y ser parte de lo cósmico. Tal integración es libertad y alegría gozosa, representada en un dinámico hacer con la ingravidez y la transparencia.

Imágenes de pinturas de Roberto Matta

Acá te mostramos algunas imágenes de las pinturas más destacadas del creador chileno. Estas piezas pertenecen a la colecciones públicas y privadas más importantes del mundo.

Roberto Matta: Abrir el cubo y encontrar la vida.

Imagen-de-Pintura-Roberto-Matta-abrir-el-cubo-y-encontrar-la-vida.jpg!Large

El Vértigo de Eros – The vertigo of eros.

Roberto-Matta-El-Vértigo-de-Eros

The earth is a man – La Tierra es un hombre.

Roberto-Matta-La-Tierra-es-un-hombre

Pinturas de Roberto Matta y sus nombres

Breve resumen de las pinturas más especiales de Matta.

Morfologías sicológicas (1938-1939).
Pista fabulosa de la muerte (1941).
El vértigo de Eros (1944).
La cuestión Djamile (1958).
Vivir enfrentando las flechas (1971).
El primer gol del pueblo chileno (1971).
Allende de la muerte a la vida (1973).
Cosmos New -Sanlúcar de Barrameda (Cádiz-España) (1992).
Verbo América (1996).

Grabados de Roberto Matta

En una entrada anterior, compartimos la de tesis de la investigadora Ana Gabriela Moreno Campos, quien en enero de 2014 publicó su trabajo doctoral titulado “Roberto Matta: visiones e influencias de un grabador desconocido” (Universidad Politécnica de Valencia, España).

Su investigación presentó temas importantes para entender la obra de Roberto Matta: su época en el Atelier George Visat, así como en el Atelier Fernand Mourlontsu relación con Frank Bordas, y otros sucesos más. Asimismo, estudió las nociones de espacio, tiempo, líneas y ondas, figuras y formas, composición, color, dimensión espacial ysuperficie en la pintura y grabado del chileno.

La serie “Hom’mere” de Roberto Matta.

Coincidimos con Moreno Campos cuando expresa que la serie Hom’mere (1973-1983) es la mejor lograda por el artista, en cuanto a técnica de grabado se refiere. Asimismo, esta serie fue presentada por el artista como su único trabajo autobiográfico.

Moreno Campos expresa: “El significado dentro de su obra es muy relevante principalmente porque comienza como un libro autobiográfico y termina expresando problemas y temas universales, un libro de artista que parte de un momento poéticamente personal hasta llegar a transmitirnos temas muy globales. Presentándonos un espacio visual importante en cada una de las obras, donde existe un tiempo cronológico e histórico importantísimo. Vibraciones lineales, personajes y una dimensión espacial muy similar a la que podemos encontrar en su obra pictórica, siendo estas series de grabados los más cercanos a lo que encontramos en su obra pictórica.

Asimismo se constata el tema sobre la identidad del ser humano que él comienza a realizar en la década de los años 70, así como el título de estos cuatro tomos es “Hom’ mére” que es la combinación de la primera sílaba de las palabras en francés de hombre y mujer, dándonos a entender que a partir de un hombre y una mujer nace la vida, y aquí en cada uno de estos tomos nace un nuevo tema, una nueva motivación de creación. Del mismo modo hay que recalcar que esta serie es una o quizás la más rica a nivel de técnica y desarrollo gráfico, el relieve, las profundidades lineales que encontramos en sus estampas con las combinaciones de colores magníficas que no dejan indiferente a nadie, y es sobre todo por el relieve logrado en las líneas que poseen estas obras por lo que atraen e invitan no solo a observarlas sino también a acariciarlas.

Imágenes de Grabados de Roberto Matta

Todas estas obras puedes adquirirlas en Galería de Arte VALA.

S’ENTRETIGRENT.

Obras-de-Roberto-Matta-Serie-Hommere-Sentretigrent
S’ENTRETIGRENT, 1974 – Aguatinta y aguafuerte. 67 x 50 cm. Precio Oferta: $ 1.400.000 + iva.

ELLE FUT LA ROSEE.

Obras-de-Roberto-Matta-Serie-Hommere-Elle-fut-la-rosee
ELLE FUT LA ROSEE, 1974 – Aguatinta y aguafuerte. 67 x 50 cm. Precio Oferta: $ 1.400.000 + iva.

L’OCTR’HUI.

Obras-de-Roberto-Matta-Serie-Hommere-loctrhui
ROBERTO MATTA – L’OCTR’HUI, 1974 – Aguatinta y aguafuerte. 67 x 50 cm. Precio Oferta: $ 1.400.000 + iva.

AU SON DE SANG.

Obras-de-Roberto-Matta-Serie-Hommere-au-son-de-sang
ROBERTO MATTA – AU SON DE SANG, 1974 – Aguatinta y aguafuerte. 67 x 50 cm. Precio Oferta: $ 1.400.000 + iva.

L’OEIL DE LA MEMOIRE.

Grabados-de-Roberto-Matta-Serie-Hommere-Loeil-de-la-Memoire
L’OEIL DE LA MEMOIRE, 1974 – Aguatinta y aguafuerte. 67 x 50 cm. Precio Oferta: $ 1.400.000 + iva.

Importancia y aporte de Roberto Matta para Chile

A lo largo de una larga y fructífera carrera que abarcó seis décadas y múltiples continentes, Matta se estableció como una de las figuras centrales del movimiento surrealista. Sin embargo, aunque ciertamente compartía similitudes estilísticas e intelectuales con el grupo surrealista, nunca fue capaz de reconciliar por completo su fuerte conciencia social con sus prácticas necesariamente introspectivas. En cambio, Matta equilibró su interés en la psique humana con un compromiso activo con el mundo externo. En el proceso, proporcionó inspiración temprana y crucial para los expresionistas abstractos. El legado artístico de Matta también fue profundamente personal, ya que cuatro de sus seis hijos también se convirtieron en artistas notables. El más famoso entre su progenie fue el artista contemporáneo Gordon Matta-Clark, quien siguió los pasos de su padre creando un trabajo socialmente consciente con una inclinación arquitectónica distintiva.

En 1991 Matta recibe el Premio Nacional de Arte en Chile. Su país finalmente entendió el impacto que tuvo su obra en el acontecer artístico de la época, así como la influencia directa que este creador ejerció sobre la nueva generaciones de artistas nacionales, con los cuales terminaron de llegar a Chile las Vanguardias.

Frases de Roberto Matta

“Es por eso que digo que no soy pintor. Desde el momento que se llega a describir la conciencia superando la oposición sujeto/objeto, es preciso elaborar otro sistema de comparación, a base de máquinas, de vida orgánica o de cualquier otra cosa. De hecho, hace 40 años pinté una tela que titulé “Objetivizarse”. Las primeras imágenes que se seleccionan, que se retienen, que se observan, reducen3 la totalidad de la conciencia. Las imágenes se invierten, se dan vuelta como el guante de la mano derecha que se transforma en el guante de la mano izquierda. Retomé este mismo tema de una serie de grabados recientes. En ellos aparece lo que he denominado “punto de apoyo” (en un lugar que se llama “Hommer”)”.

“En el terreno de la conciencia no tenemos una palabra que corresponda al punto de apoyo de Arquímedes”.

“La palabra Dios es para mí como una función X que remite a lo desconocido. Para aprehender objetos no identificados, invisibles, incomprehensibles, se utiliza a Dios como un operador abstracto. ¡Es una aberración total imaginar que esta X contiene el mundo y la realidad!”.

Roberto Matta sobre los surrealistas:

“Se enfrentaban unos a otros en la oscuridad más plena. El único que lograba sobresalir era Bretón. Dalí me lo había dicho: “Lo envié donde el
más interesante de nosotros”. Bretón hablaba en el vacío delante de todos estos muchachos que venían al café. Los únicos interlocutores válidos eran Artaud, por un lado, y Marcel, por el otro”.

Dibujos de Roberto Matta

Las primeras obras de Matta fueron dibujos abstractos de crayones producidos usando la práctica surrealista del automatismo. En estos dibujos, hizo referencia a los patrones de crecimiento orgánico, vistas microscópicas de las plantas y la geometría no euclidiana descrita por el matemático Jules Henri Poincare. Matta pasó del dibujo a la pintura al óleo en 1938, mientras trabajaba en Bretaña con el artista Gordon Onslow Ford. Las obras que Matta creó en esta época fueron las primeras de sus llamadas “Morfologías psicológicas”. En estas pinturas, Matta exploró su mente subconsciente a través de un lenguaje de formas abstractas y espacios multidimensionales en constante evolución. Matta también se refirió a estas obras como “Insights”, con la implicación de que representaban el paisaje interior de la mente del artista, interconectado con su realidad externa.

Dibujo-de-Roberto-Matta-Saint-Sebastian-ou-la-douceur-de-la-vie
Roberto Matta. “Saint Sebastian ou la douceur de la vie”. (1943). 57,5 cm x 72,7 cm.
Unitled-Dibujo-de-Matta
Roberto Matta. “Sin Título”. (1943). 27,9 cm x 45,7 cm.

Dibujo-de-Matta-Morphologie-psychologique

Roberto Matta. “Morphologie psychologique No. 14”. 1939. 32,4 cm x 49,9 cm.

Dibujo-de-Roberto-Matta-Sin-título

Roberto Matta. “Sin título”. 1940. 26 cm x 31 cm.

Subastas de Roberto Matta

Roberto Matta es uno de los artistas más cotizados del arte latinoamericano. El creador chileno está posee la cuarta posición en el ranking de los artistas más caros de la región, solo lo superan Diego Rivera, Frida Khalo y Rufino Tamayo.

En 2012, la casa de subastas Christie’s remató en Nueva York la obra “Revolución de los contrarios” de Matta por un valor de US$ 5.510.000. Esta venta sentó un hito en la carrera del artista, pues superó el record alcanzado en 1999 cuando la Sotheby’s remató en US$ 2,64 millones el óleo Los desastres del misticismo, realizado en 1942.

Todos los críticos de arte que han estudiado la obra de Roberto Matta coinciden en que el período más importante del artista fue el de los años 40, cuando el creador vivía en Nueva York.

Algunos resultados de subastas de obras de Roberto Matta

2011: “Le pendu (the hanged man)” (1942): 1.550.000 euros. (Sotheby’s). El precio no incluye la comisión de la casa de subasta.

2009: “Endless Nudes” (c.1941/42). 1.433.620 euros. (Sotheby’s). El precio no incluye la comisión de la casa de subasta.

2007: “Tige verte, les possessions” (1943). 1.413.980 euros. (Christie’s). El precio no incluye la comisión de la casa de subasta.

2005: “Watchman, What of the Night?” (1968). 744.024 euros. (Christie’s). El precio no incluye la comisión de la casa de subasta.

Como se hacía mención anteriormente, el período de los años 40 es el más cotizado de Roberto Matta. La mayoría de las obras de dicha década superan el millón de dólares. Piezas de otros períodos, 50′, 60′, 70′, entre otros, se posicionan entre los 300 y 700 mil dólares.

Imágenes de Roberto Matta

Roberto Matta y su madre.

Roberto Matta y su madre

Foto de Roberto Matta y Malitte.

Imagenes-de-Roberto-Matta-y-su-esposa-Malitte

Imagen de Roberto Matta, Andre Breton y Malitte.

Imagenes-de-Roberto-Matta-y-Andre-Breton

Registro fotográfico de Roberto Matta trabajando en el mural “El primer gol del pueblo chileno”.

Imagenes-de-Roberto-Matta-En-Chile

Los gemelos Gordon y Batan con Roberto Matta.

Imagenes-del-pintor-chileno-Roberto-Matta

Foto de los gemelos Gordon y Batan con Roberto Matta.

Imagenes-de-Roberto-Matta-y-los-gemelos-Gordon-Batan

Documentales sobre Roberto Matta

En 1966, Hugo Arévalo filmó el documental “Puerta a otra dimensión”, un trabajo que se acerca a la vida y obra del creador chileno Roberto Matta. Puedes visualizar la cinta acá:

Por su parte, Pablo Basulto dirigió el documental “Matta: un siglo d’mente”. Este trabajo consta de una entrevista a profundidad con Roberto Matta. Puedes verlo acá:

Vea las obras de Roberto Matta que tenemos disponibles en Galería VALA «Aquí»

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *